Estrellas del Servicio

0

Del Pilar Miraflores Hotel.

Con la mayoría de edad recién cumplida, Del Pilar Miraflores Hotel se erige como un ejemplo en lo que a satisfacción de huéspedes se refiere. Conozca aquí las razones de su éxito y sus planes de expansión en el Cusco.

Con la mayoría de edad recién cumplida, Del Pilar Miraflores Hotel se erige como un ejemplo en lo que a satisfacción de huéspedes se refiere. Conozca aquí las razones de su éxito y sus planes de expansión en el Cusco.

A menos de dos meses de haber cumplido 18 años en el mercado nacional, Del Pilar Miraflores Hotel cerrará el 2016 con un aumento en el número de visitantes respecto  del año pasado. “Estamos ya por encima de lo que habíamos previsto. Nuestros porcentajes de ocupación han fluctuado entre el 75% y 80%. Nos habíamos puesto la  meta de llegar  por lo  menos al  70%, ya que el año pasado cerramos con un 65%”, explica Ayme Rivera, gerenta general del hospedaje. Ella  nos revela, además, que culminarán  el año con un ingreso de 105 dólares promedio por persona.

El poder  de las páginas web y redes sociales especializadas  en turismo  ha logrado que la hotelería corporativa en todo el mundo ya no dependa exclusivamente de las agencias  de viaje o de las empresas organizadoras de eventos. “Lo importante  hoy es cómo se siente  el  huésped duran- te su estancia, porque luego compartirá su experiencia en Internet  y hará una valoración. Otras personas leerán ese mensaje y decidirán conocernos”, asegura la ejecutiva.

Ahí, precisamente, radica el secreto  del éxito de Del Pilar: la atención personalizada que brindan el huésped. Para garantizar  una buena calidad de servicio, la directiva del hotel considera que el equipo humano debe sentirse motivado y comprometido con su trabajo y con la marca que representa. “La única  manera de que el viajero se sienta bien atendido y cómodo es recibiendo el trato  de un trabajador  que disfruta lo que hace y que está contento con sus altos  mandos”. Rivera añade que el 99% de visitantes que llega a sus instalaciones  se va contento. Muchos de ellos, incluso, dejan por  escrito  sus agradecimientos al personal.

Buena parte de ese éxito radica  en que varios trabajadores de Del Pilar laboran  allí desde sus inicios. “Tenemos mucho tiempo  dedicándonos a esto y el personal conoce y domina a la perfección lo que el  huésped corporativo  busca en materia de servicio. Uno de ellos es Marco Vértiz, nuestro actual jefe de Ventas. Él comenzó como botones, luego pasó a ocupar  el puesto de recepcionista,  después ingresó  al área de Reservas, y luego fue ejecutivo de Ventas. Hoy es jefe de esa área”, refiere la ejecutiva.

Aymé Rivera, gerenta general del hotel, avizora para el 2017 un crecimiento moderado, pero no por ello menos auspicioso

Aymé Rivera, gerenta general del hotel, avizora para el 2017 un crecimiento moderado, pero no por ello menos auspicioso

MARCA EN CRECIMIENTO

Del Pilar Miraflores Ho- tel se encuentra  en proceso de expansión. Entre abril y marzo del  próximo  año inaugurarán una nuevo hospedaje de cuatro estrellas superior en Ollantaytambo,  Cusco. Ubicado muy cerca de la  estación de tren, a espaldas del río Urubamba, será el único hotel de esa categoría que operará en el poblado cusqueño. Tendrá 20 habitaciones: 16 estándares y dos búngalos  con dos cuartos  cada uno. Posteriormente, esa propiedad será ampliada.

Para el 2017, Aymé Rivera espera que a su hotel le vaya tan bien como este año. La idea es que su crecimiento oscile  entre un 3% y 5%. En sus planes también está aumentar la presencia de la marca en provincias, pero todavía no hay provincias nada en concreto.

Para  llegar  a más ciudades, Rivera manifiesta  que el  nuevo Gobierno necesita seguir  invirtiendo  en el turismo. “La hotelería  en Lima sigue creciendo todos los días, pero en provincias es una historia distinta.  De qué sirve abrir un hotel en otro lugar si su infraestructura, plan turístico y vías de comunicación no son las óptimas”, sentencia.

 Dato

Durante sus últimos tres años, Del Pilar MirafloresHotel ha remodelado sus habitaciones, su restaurante; ha implementado un Sushi Bar, sala de masajes y gimnasio.

  Texto: Alejandra Travi/ Fotos Cortesía: Del Pilar / Camila Zevallos

Share.

About Author

Editor_EP

Leave A Reply